viernes, 15 de enero de 2016

05:56

Estoy harta de la negatividad; y me cansa la monotonía.
El ser por ser y el hacer por hacer no es lo lógico. Ni siquiera el querer por querer.

No me gusta tener planificado mi tiempo,  ya que estoy segura de que el tiempo se ocupará de planificarme a mí.
Y la compañía del tiempo no es buena, ya que tiende a acelerarse.
Y la vida sin relojes sería mejor, un simple complemento que podría llegar a marcar tu estética, sólo eso.
Los números son necesarios, pero no aquí.

Definir que mi felicidad duró tres horas es triste. Si no tuviésemos cadenas, mi felicidad tendría espacio y no tiempo. Y recuerdos.

Somos recuerdos.  Conjuntos de ellos. De esos que llaman a la puerta cuando estás en tu cama comiendo palomitas; y te invitan a pensar.
Y pensar significa pensar, y eso significa poner en marcha el cerebro de manera distinta a la habitual y amenazar al corazón.
Y las amenazas a tu fuente de vida no son buenas.

Y si mi tiempo es oro, que no sea porque el reloj esté bañado. Y que si tú eres plata no sea por tu precio en el mercado. Y que si ganar carreras pero no ser el primero significa medalla de bronce, que sea medalla.
Pero que nunca sea tiempo.

6 comentarios:

  1. Ojalá no existiera el tiempo, y disfrutaramos aun mas de cada instante. Adios tiempo, nosotras solo tdfw.
    Te quiero, eres genial <3

    ResponderEliminar
  2. El último párrafo... Con el último párrafo ya me he quedado sin palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, jo. Tengo que pasarme por tu blog.

      Eliminar
  3. Ha sido impresionante leerte, te lo digo de corazón. Has sido capaz de emocionarme, no dejes de escribirr!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Abrir blogger y encontrar esto, me alegra. Muchísimas gracias por leerme.

      Eliminar